Twitter icon
Facebook icon
YouTube icon
Flickr icon
Google+ icon
RSS icon

La Opinión: Congresistas buscan negar fondos a “ciudades santuario”

Jul 22, 2015
In The News

Argumentando que las “ciudades santuario” son un refugio para criminales, la Cámara de Representantes, bajo control republicano, prepara para hoy jueves  el voto de una medida que eliminaría los fondos para jurisdicciones que se nieguen a colaborar con las autoridades de inmigración.

A raíz de la muerte de la joven Kathryn Steinle en San Francisco (California) el pasado 1 de julio a manos de un inmigrante mexicano indocumentado, los republicanos han insistido en que las “ciudades santuario” son un peligro para la seguridad pública.

La muerte de Steinle a manos de Juan Francisco López Sánchez, ha puesto bajo la lupa a las “ciudades santuario”, ciudades o juridiscciones, como San Francisco, Houston, Nueva York o Chicago, en las que las autoridades locales o estatales se niegan a realizar labores de inmigración o a cooperar con agentes federales.

La mayoría de los demócratas en el Congreso y líderes pro-inmigrantes advierten de que sería un error politizar la muerte de Steinle para arremeter contra las ciudades “santuario”.

En ese sentido, Bill Hing, analista política de la Universidad de San Francisco, dijo a este diario que era imposible predecir las acciones de López Sánchez y que la muerte de Steinle “fue producto de una pobre infraestructura de servicios sociales en este país”.

“Este crimen lo puedo haber hecho un ciudadano, de cualquier parte. El problema no son las ciudades santuario sino las necesidades de más servicios sociales para drogadicción, consejería de salud mental, y el hecho de que hay demasiadas armas en las calles”, precisó el experto.

Este jueves, la Cámara Baja prevé someter a voto el proyecto de ley “H.R.3009”, que suprimiría fondos federales a jurisdicciones que no colaboren con las autoridades de Inmigración.

Por ahora, el único demócrata que ha cuestionado públicamente la política de “santuarios” ha sido el legislador Henry Cuéllar, del distrito de Laredo (Texas).

Mientras, el subcomité judicial de la Cámara Baja realizará una audiencia sobre las “ciudades santuario” que contará con la participación del padre de Steinle, Jim; el alguacil del Condado de Sacramento, Scott Jones; el jefe de la policía de Dayton (Ohio), Richard Biehl, y Jessica Vaughan, activista del conservador Centro para Estudios de Inmigración.

Al igual que lo hiciera ante el Comité Judicial del Senado el lunes pasado, según un testimonio adelantado a la prensa, Jim Steinle pedirá al Congreso una legislación que mantenga tras las rejas a indocumentados condenados por delitos, y que lleve el nombre de su hija “para que su muerte no sea en vano”.

El presidente del Comité Judicial, el republicano Bob Goodlatte, aseguró que “con demasiada frecuencia” las políticas de “ciudades santuario” crean “tragedias prevenibles”:

Los republicanos han criticado que, bajo el nuevo “Programa de Prioridad Policial” (PEP), el Departamento de Seguridad Nacional no obilgue a las autoridades locales o estatales a obedecer las órdenes de detención de ciertos indocumentados hasta que pasan a custodia federal.

Dos asuntos distintos

Sin embargo, líderes de la comunidad inmigrante y legisladores demócratas del Congreso replican que la tragedia del caso de Steinle tiene que ver con el aparente error de haber dejado en libertad a López Sánchez, y no con las políticas de dar “santuario a indocumentados.

López Sánchez había sido deportado a México en cinco ocasiones y aunque tenía órdenes de detención por parte de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), fue puesto en libertad por las autoridades de la ciudad.

La líder de la minoría en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y la congresista Zoe Lofgren, ambas demócratas de California, han pedido a los departamentos de Seguridad Nacional y de Justicia una revisión de sus políticas respecto a la puesta en libertad de reos bajo custodia de la Oficina Federal de Prisiones, con la idea de resguardar la seguridad pública sin atropellar los derechos de los acusados.

“Santuarios” bajo el microscopio

En general, quienes defienden las políticas de “santuario” aseguran que éstas fomentan la cooperación de la comunidad inmigrante con la policía para la investigación o prevención de crímenes, al eliminar el temor de los indocumentados a ser deportados.

Por ello, la legisladora demócrata de California y presidenta del Caucus Hispano del Congreso (CHC), Linda Sánchez, aseguró este miércoles que la medida H.R. 3009 no es más que otro pretexto para convertir a los inmigrantes en “chivos expiatorios”.

“Con este voto, los republicanos de la Cámara de Representantes se apresuran para abrazar las posturas racistas y ofensivas (del precandidato presidencial republicano) Donald Trump… (él) no debería estar dictando la agenda del Congreso de EEUU”, afirmó. Sánchez.

En una carta enviada al Congreso, 24 jefes de policía y alguaciles de todo EEUU expresaron preocupación de que, en aras de la seguridad pública, algunos políticos estén mezclando y confundiendo dos asuntos distintos.

“Al igual que otros estadounidenses, nos preocupa que un criminal peligroso con varios delitos graves anduviese libre por las calles… pero cada vez más estas preocupantes propuestas son un esfuerzo equivocado para responder al asesinato de la señorita Steinle”, indicaron en la carta.

Laurence Benenson, analista del Foro Nacional de Inmigración, aconsejó al Congreso a no perder de vista que no existe en EEUU ninguna “zona libre” que impida a las autoridades federales hacer sus tareas de Inmigración.

“Las leyes de inmigración federales están en vigor en todo EEUU, incluso en jurisdicciones ´santuario´” y nada impide que los agentes de ICE hagan su trabajo, con o sin la ayuda de agentes locales o estatales, explicó Benenson.